Eléctriciad y Electrónica

Control de calidad y pruebas de laboratorio de productos electrónicos

Si vendes o alquilas artículos electrónicos a clientes, es imprescindible que los examines minuciosamente para asegurarte de que no suponen un peligro. Hay muchas cosas que pueden salir mal en la cadena de suministro y el proceso de producción de un producto eléctrico. La calidad de los artículos eléctricos se puede reducir de distintas maneras, desde averías que implican riesgo de incendio hasta la emisión no deseada de ruido molesto para los demás. Es necesario trabajar para reducir el riesgo de que esto ocurra y un modo de hacerlo es contratar un control de calidad específico para la industria eléctrica y electrónica.

Servicios de seguridad

Un profesional de inspección electrónica con experiencia, como los empleados de GIM, es una buena elección. La experiencia en inspección de productos eléctricos y electrónicos puede reportar beneficios, dado que significa que los profesionales que trabajan contigo saben lo que buscan y, por tanto, es menos probable que obvien algo crucial que podría afectar a la seguridad de tus usuarios.

Nuestro equipo de casi 70 miembros puede acudir y llevar a cabo comprobaciones. A menudo viajan por todo el mundo para compartir su experiencia probando productos eléctricos y electrónicos. Dependiendo del tipo de su producto o servicio, el tipo de pruebas que recomienden puede variar. Desde la perspectiva de la seguridad, una opción habitual puede ser la prueba de continuidad. Este enfoque matemático de alta complejidad puede ayudar a determinar si los usuarios de tu producto se encuentran bajo riesgo de descarga eléctrica, de modo que no solo es lo que se debe hacer para reducir este riesgo, sino que también es importante para evitar la posibilidad de repercusiones legales para tu empresa.

Prueba de eficiencia

Desde la perspectiva de tu cliente, comprar un nuevo producto eléctrico no es algo positivo si consume energía y aumenta sus facturas eléctricas profesionales o del hogar. Sin embargo, una prueba de consumo energético realizada por uno de nuestros profesionales puede alertarte sobre este problema con suficiente antelación y permitirte modificar los procesos de fabricación o abastecimiento para solucionar el problema.

Tecnología avanzada

El equipamiento eléctrico ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años, y en la actualidad es común que los productos eléctricos también funcionen con microchips. Desde la perspectiva del control de calidad, esto significa que hay que plantearse más cosas que antes. Si fabricas artículos inalámbricos, por ejemplo, puedes plantearte una prueba para determinar a cuánta distancia de la fuente de red funcionan tus dispositivos. Este tipo de inversión en control de calidad puede reducir el riesgo de que los clientes envíen quejas en el futuro en cuanto a conexiones de baja calidad, así que merece la pena.

Aquí, en GIM, nos dedicamos a ayudarte a elevar tus estándares de calidad al mayor nivel posible y a proteger tanto a tus clientes como tu reputación contra el daño que puede causar una baja calidad. Si fabricas y distribuyes productos eléctricos, es de especial importancia que contrates a alguien que lleve a cabo un control de calidad especializado para la industria eléctrica y electrónica, teniendo en cuenta los evidentes aspectos de seguridad y productividad involucrados. Contacta hoy con nosotros para saber más sobre cómo podemos ayudarte.

¿Necesitas más información?