Inspección de muebles

A menudo, los muebles ocupan un lugar especial en los corazones de las personas. Después de todo, son los que hacen que una casa se convierta en un hogar. Los muebles no solo brindan una manera creativa de agregar singularidad, carácter y estilo a un espacio vital, sino que, cuando se eligen cuidadosamente, pueden hacer que ese espacio sea cómodo y acogedor. Como tales, los muebles no solo tienen que ser agradables a la vista, sino que también deben ser estables y de la mayor calidad para garantizar el uso prolongado de los mismos.
Tanto si diseñas sillas, como sofás, mesas, armarios o estanterías, tienes que asegurarte de que tus muebles estén libres de defectos antes de despacharse. La mejor manera de hacer esto es contratando a GIM para que lleve a cabo los servicios y las pruebas de inspección de muebles en tu nombre.

Control de calidad de los muebles

Conseguir una calidad de forma constante requiere de trabajo duro y de dedicación, no obstante, es esencial si deseas retener a los clientes y conseguir que estén satisfechos. Es un proceso continuado, las inspecciones de control de calidad no solo te diferenciarán de tus competidores, sino que te ayudarán a detectar cualquier problema antes de que sea demasiado caro para arreglarlo.

Para asegurarte de que tus muebles cumplen con los estándares de calidad más elevados, nuestros inspectores realizan un elevado número de pruebas, entre las que se incluyen:

• Comprobaciones de rendimiento
• Comprobaciones de los materiales y los colores
• Comprobaciones de medida del tamaño
• Comprobaciones de espacios ajustables, componentes tubulares y agujeros
• Pruebas de adherencia sobre los logotipos
• Comprobaciones del nivel de humedad
• Comprobaciones de estabilidad
• Pruebas de olores
• Pruebas de resistencia
Pruebas de carga estática
• Pruebas de frotar sobre el tejido
• Pruebas sobre la inestabilidad de la base
• Pruebas de embalaje
• Pruebas de caída del cartón para exportación
• Pruebas de resistencia en la retirada de la cubierta
• Comprobaciones de puntos de presión y de cortes
• Comprobaciones de montaje
• Comprobaciones de accesorios

¿Cómo funcionan las inspecciones?

Cuando contratas a GIM para que realice las inspecciones en los muebles, recibirás un informe concienzudo que incluirá nuestros hallazgos, sugerencias y cualquier posible problema que consideremos que pueda suceder durante la fabricación. Sin embargo, no solo utilizaremos tu propia política de estándares como lista de verificación, sino que también nos aseguraremos de que cumplas todas las normativas nacionales e internaciones. Contamos con un elevado número de inspectores que son especialistas en este ámbito, por lo tanto, no importa dónde se ubique tu negocio, nosotros estamos encantados de ayudarte.

¿Qué es lo que buscan?

Nuestros inspectores cogerán muestras de varios puntos a lo largo de la línea de fabricación, comparando tus productos con los esquemas de diseño con ayuda de un ordenador para asegurarnos de que cumples con los requisitos que tú determines. Pueden incluirse, entre otros, tamaño, color, peso y acabado general.
Seguidamente, llevaremos a cabo pruebas in situ para asegurarnos de que los muebles que estás elaborando se puedan usar de forma segura. Cuando realizamos las comprobaciones que hemos enumerado anteriormente, buscamos comprobar cómo de bien hacen frente los muebles a distintas variables para determinar su durabilidad y resistencia. Nuestros especialistas pueden incluso ejecutar pruebas de laboratorio que sean oportunas, tales como resistencia al fuego o recubrimiento superficial.

Finalmente, inspeccionaremos el embalaje para garantizar que todos los muebles se encuentren protegidos de forma segura frente a los daños durante su traslado, incluidos rayas, roces y resquebrajamiento.

¿Necesitas más información?